¿Sabes interpretar el Informe de Vehículo de la DGT? Te explicamos lo que necesitas saber.

Si vas a comprar un vehículo de segunda mano es muy importante solicitar un informe de antecedente del vehículo a la DGT, así evitamos sorpresas inesperadas y nos aseguramos de que podrá hacerse el cambio de titularidad o la transferencia sin ningún problema.

¿Cómo conseguirlo y dónde obtenerlo?. ¿Cuánto te va a costar?

A día de hoy se puede pedir el Informe Reducido y/o el Informe Detallado del Vehículo.

El Informe Reducido del Vehículo podemos obtenerlo de forma gratuita a través de la sede electrónica de la DGT, si tienes a ti disposición un certificado digital o una Cl@ve. Una vez indicada la matrícula en cuestión en el formulario, aparecerá el informe mostrando estos datos: marca, modelo, matrícula, fecha de la primera matriculación, estado y combustible.

El dato que aparece como “Estado” puede mostrar uno de estos dos valores: “Sin incidencias” o “Con incidencias“. El valor “Sin incidencias” indica que se puede hacer el cambio de titularidad del vehículo sin problema, aunque la DGT no lo deja del todo claro, pues al final del informe añade el siguiente texto informativo:

“Antes de adquirir el vehículo se recomienda la obtención de un informe completo del mismo a fin de verificar la existencia de embargos, precintos, procedimientos concursales o cualquier otra carga de naturaleza administrativa o judicial. Así mismo el referido informe proporcionará datos acerca de la vigencia de la inspección técnica y los datos técnicos que obran en el Registro sobre el vehículo consultado.”

Si en el “Estado” aparece “Con incidencias”, seguramente no puedas realizar las transferencia o el cambio de titularidad del vehículo. Esto dependerá del tipo de incidencia. Si se trata de una incidencia denegatoria: carga o gravamen, reserva de dominio, reducción o exención de algún impuesto no caducada, impago del Impuesto de Circulación del año anterior al trámite (IVTM), baja, multa de transporte, …, entre otros, no podría realizarse el cambio de titularidad o transferencia del vehículo hasta que el propietario lo resuelva.

Se dan, sin embargo, otro tipo de incidencias con las que sí podría transmitirse el cambio de titularidad del vehículo: ITV caducada, sin seguro obligatorio, anotaciones caducadas de reducción o exención de impuestos (matriculación o IVA), embargo o precinto, …, este último siempre que el comprador lo asuma firmando un documento de consentimiento informado.

En cualquier caso, para evitar sorpresas desagradables, resulta imprescindible pedir el Informe Detallado del Vehículo o el Informe Ampliado de Antecedentes del Vehículo de la DGT antes de comprar, sobre todo si el Informe Reducido muestra “Con incidencias”.

Con el número de matrícula se puede solicitar online cualquiera de los dos informes en la sede electrónica de la DGT si se dispone de un certificado digital.
Mientras que el Informe Reducido es gratuito, el Informe Completo o detallado tiene un coste de 8,40 €. Este último se puede pedir también a través de una gestoría sin necesidad de certificado digital por unos 15 €, IVA incluido. Como ya hemos apuntado en alguna ocasión, la ventaja de pedirlo a una gestoría es que un Gestor Colegiado Administrativo se encarga de interpretarlo por nosotros y nos aclara la viabilidad del cambio de titularidad si apareciera alguna incidencia.

También se puede solicitar de forma presencial en cualquier oficina física de la DGT, presentando el Impreso de solicitud de Informe de Antecedentes de un Vehículo de la DGT y el DNI. Recordad que es necesaria cita previa y que suele haber demora con las citas.

Veamos ahora como interpretar los datos del Informe Detallado o Informe Ampliado de un Vehículo de la DGT.

Al mirar el informe lo primero que llama nuestra atención son unos iconos cuadrados en la cabecera del documento. Un círculo dentro del icono con una marca de verificación en blanco sobre fondo verde indica que el apartado en particular al que hace mención está ok!. Por contra, un símbolo triangular, con un signo de admiración impreso sobre fondo amarillo, nos advierte de que existe algún problema o incidencia.

El hecho de que aparezcan símbolos amarillos de advertencia, no siempre implica que no se pueda realizar el cambio de titular del vehículo, según comentamos anteriormente.

Ya metidos en el cuerpo del informe, revisaremos al detalle los diferentes apartados:

DATOS DEL TITULAR.

Miraremos si el nombre del titular (“Filiación” o “Razón Social”), se corresponde con el del vendedor y lo cotejaremos con el que aparece en la documentación del vehículo.
Hay que prestar especial atención si figuran “Cotitulares”, en cuyo caso debemos tener presente que todos los titulares tendrán que aparecer y firmar en el contrato de compraventa y en el impreso de cambio de titularidad. Si una gestoría va a realizar el trámite por nosotros cada titular debe firmar un “Mandato” o autorización a favor de la gestoría, en lugar del impreso de cambio de titularidad.

IDENTIFICACIÓN DEL VEHÍCULO.

Comprobaremos los datos del informe con los de la fotocopia de la ficha técnica, que pediremos previamente al propietario.

Si fuera de Renting, también se indicaría en este apartado. Señalar en este caso, que el propietario del vehículo sería la empresa de Renting.

El campo “Domicilio del Vehículo” nos informa del municipio donde se paga actualmente el Impuesto de Circulación o Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).

CARGAS Y GRAVÁMENES.

Nos indica si existe alguna inscripción de limitación de disposición del vehículo en el Registro de Bienes Muebles: Reserva de Dominio, Leasing, Renting, Hipoteca Mobiliaria, Embargo, Precinto.

Reserva de Dominio, Leasing: El vehículo se adquirió mediante un préstamo o leasing (alquiler con derecho a compra).

Hipoteca Mobiliaria: El vehículo se utilizó como “prenda” o garantía de un préstamo o crédito.

Renting: El vehículo se encuentra alquilado por el titular a una empresa que es la propietaria del mismo.

Cualquier inscripción de limitación de disposición impide el cambio de titularidad del vehículo o la baja del mismo por exportación o tránsito comunitario.

Por tanto, en todos los casos anteriores hay que cancelar previamente la inscripción en el Registro de Bienes Muebles, antes de realizar el cambio de titularidad.

Embargo: Hay una deuda pendiente con la administración pública u orden judicial y se ha limitado la disposición del vehículo en tanto no se pague.

Precinto: El vehículo no puede circular por orden judicial o administrativa, normalmente debido a un embargo previo en vía de ejecución.

Un vehículo con embargo o precinto se puede vender siempre que el comprador firme un documento de consentimiento informado por escrito. En el caso de precinto, la DGT no emitirá el nuevo Permiso de Circulación.

Para conocer los detalles sobre las cargas o gravámenes que pesan sobre el vehículo, con el número de matrícula se puede pedir una nota informativa o nota simple en el Registro de Bienes Muebles correspondiente.

Para cancelar las inscripciones de carga o gravamen, hay que dirigirse al Registro de Bienes Muebles que corresponda con una carta de levantamiento de reserva de dominio que debe emitir y facilitar la entidad que realizó la inscripción en el Registro: banco, financiera, empresa de renting, administración pública, juzgado, etc.

En el informe puede aparecer una anotación por reducción o exención de impuestos. Esto ocurre si cuando se matriculó el vehículo en España, su titular tuvo alguna exención o reducción en el impuesto de matriculación (IEDTM) o en el IVA.

Las exenciones o reducciones pueden ser por múltiples causas: minusvalía del titular, uso como taxi o vehículo de alquiler, vehículo de autoescuela, vehículo de embajada, titular de familia numerosa, caravana o vehículo adaptados como vivienda, traslado desde otro país por cambio de residencia, etc.

Si el titular del vehículo disfrutó de alguna reducción o exención cuando lo matriculó, y no ha pasado la fecha a partir de la cual el vehículo se puede vender libremente, dicho titular tiene que devolver la exención o reducción concedida del impuesto en cuestión para que se pueda darse de baja la anotación y realizarse a continuación el trámite de cambio de titularidad.

DATOS SEGURO.

Se indica si el vehículo está asegurado y el nombre de la compañía aseguradora.

HISTORIAL DE TITULARES.

Aquí veremos cuantas veces ha cambiado de manos el vehículo y cuando se hizo la última transferencia.
Si el número de transferencias es elevado, o si la última transferencia fuera relativamente reciente, valdría la pena preguntarse por qué: ¿el vehículo da más problemas de lo normal?, ¿tiene algún vicio oculto?, …
Tenemos constancia de vehículos con más de 10 cambios de titularidad en 6 años, alguno de ellos ¡en el mismo mes!.

HISTORIAL DE INSPECCIONES TÉCNICAS.

Aunque para poder realizar el cambio de titularidad del vehículo no es necesario que la ITV se encuentre vigente, nos convendría tenerla pasada y en vigor antes de comprar. De hecho, lo ideal sería que la tuviera recién pasada. Ten en cuenta no obstante que la ITV es una inspección que atañe sobre todo a la seguridad. Para conocer el verdadero estado del vehículo te recomendamos revisar el vehículo primero por ti mismo, con lo que sepas, y acudir después a un buen mecánico profesional, experto en realizar inspecciones precompra de vehículos de segunda mano.

En el presente apartado se relacionan las ITVs que ha pasado el vehículo y si el resultado fue favorable o no, mostrándose también el kilometraje.

HISTORIAL DE LECTURAS DEL CUENTAKILÓMETROS

El dato del kilometraje puede servirnos de pista para averiguar si se ha manipulado el cuentakilómetros, aunque los kilómetros sólo se apuntan en las inspecciones desde finales de 2013. No obstante, no debemos confiar a ciegas en este dato, ya que son bastantes las ITVs en las que tan sólo se pregunta al propietario por los kilómetros que marca el odómetro, sin molestarse siquiera en mirarlo por ellos mismos. De ahí la advertencia de la DGT: “La DGT no se hace responsable de la veracidad de las lecturas del kilometraje reflejadas en este informe ya que han sido facilitadas por entidades ajenas a la DGT”.

Hay sin embargo casos claramente sospechosos. Hace poco vimos el informe de un vehículo que pertenecía a un compraventa profesional en el que no figuraban apuntados los kilómetros de la inspección que le hicieron al vehículo en 2015 y en la de 2016 le apuntaron “1 km.”, sí habéis leído bien, 1 Km. en un coche con 12 años!!.

HISTORIAL DE BAJAS.

Si el vehículo estuvo alguna vez dado de baja, habría que ver por qué y durante cuánto tiempo. Si la baja se prolongó durante mucho tiempo, es muy posible que no haya circulado y podría presentar problemas asociados a la falta de uso.

Si fue dado de baja definitiva por un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos no podrá circular ni se podrá realizar el cambio de titularidad, pues “en teoría” el vehículo fue destruido conforme a criterios medioambientales.

También podemos saber si ha pasado por las manos de compraventas profesionales, si aparecen bajas temporales por “entrega a compraventa”. Si fuera el caso, habría que prestar especial atención a la pauta de kilometraje en función de la antigüedad del vehículo e intentar averiguar los kilómetros reales, si es posible, con ayuda de un buen profesional.

INDICADOR VEHÍCULO CON DENEGATORIA

Si aparece el icono “vehículo con denegatoria”, hay que consultar a la DGT, para que nos expliquen con detalle de que se trata. No se podrá realizar el trámite de Cambio de Titularidad del Vehículo si no se elimina la incidencia del Registro.

En la mayoría de los casos, la incidencia denegatoria se produce porque no se completó el trámite de cambio de titularidad del vehículo. El vendedor notificó a la DGT la venta, pero el comprador no hizo o no completó el trámite de cambio de titularidad.

IVTM (Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica)

Se indica si no está pagado el Impuesto de Circulación o IVTM. En caso de no estar pagado el IVTM del año anterior al trámite, no se pueda hacer el cambio de titularidad hasta que se liquide.

INFORMACIÓN MEDIOAMBIENTAL.

Combustible, Tipo de alimentación, Categoría vehículo eléctrico, Consumo (W/km.) y Autonomía (Km.)

SEGURIDAD DEL VEHÍCULO.

Seguridad del vehículo según el baremo NCAP (Programa Europeo de Evaluación de Vehículos Nuevos)



Llámanos!